El déficit del Estado cae un 17%