La división entre ERC y JxCat deja al independentismo en minoría en el Parlament