Pilar García de la Granja, emocionada, reivindica el derecho de su hijo a una educación especial