El enganchón de Hernando y E. Palomera por las incompatibilidades de los diputados