La entrevista íntegra a Ignacio Aguado