La redacción de 'AR', dividida por el fútbol