Màxim, sorprendido por sus compañeros en la Feria del libro de Barcelona