El dueño del almacén de pirotecnia de Tui reconocía en una entrevista que no tenía licencia