Tras el fin del 155, Montoro seguirá vigilando el dinero de la Generalitat