Gil Silgado, muy enojado, denuncia a un reportero a la Guardia Civil