Los agentes de criminalística buscan pruebas en la piscina de la casa de Godella