Padres indignados porque sus hijos tienen que estudiar en barracones prefabricados por la obras del instituto