Las polémicas instrucciones de ERC a sus apoderados para los recuentos