Adriana pagó 2.190 euros por un curso sin validez