El centro de Madrid se degrada