"Me han llegado a ofrecer 300 ó 400 euros por una paliza"