"Me parecía injusto que jugaran con los cuerpos"