Una prostituta de Marconi niega que trabaje para Dorel