El reportero de 'AR' tiene que huir ante las amenazas de los toxicómanos