Treinta camellos se reparten el negocio de la droga en El Retiro