Los vecinos de las Ramblas, hartos de la degradación de la zona