Las juventudes de la CUP toman el local del Partido Popular catalán