Los identificados por quitar lazos amarillos en Tarragona se enfrentan a una multa de hasta 30.000 euros