Luis Aliaga: "Tenía un reguero de cadáveres a mis pies"