Los vecinos de Málaga, en pie de guerra contra las despedidas de soltero