El hombre que arrojó a una niña desde una terraza de Málaga decía que iba a contratar a un detective porque le seguían