Bienvenido a mi ruina: el negocio fallido de las placas solares en España