El Pera, testigo de las novatadas ilegales a estudiantes en Madrid