El padre de Farid teme represalia