El pequeño Quique evoluciona favorablemente