Un agente de las FAES venezolanas denuncia que hay "infiltrados para el trabajo sucio"