Susana y Pablo, los 'Pimpinela' de la política