La abdicación del Rey, objeto de ingeniosos montajes en la red