Bárcenas asegura que sus manuscritos son apuntes propios de un tendero