La campaña, clave para convencer a los indecisos