2.700 millones son entregados por las administraciones en contratos a dedo