Las dudas persisten respecto a las explicaciones de Monago