La fórmula de Madina, bien acogida en el PSOE