¿Tiene futuro la reunión a tres?