Grecia llega sin propuestas a Bruselas y no ha habido acuerdo con la UE