¿Hay guerra interna en el PSOE?