¿Han rentabilizado Pedro Sánchez y Mariano Rajoy el cara a cara?