Mas aprovecha el día de Sant Jordi para insistir en que habrá consulta