Menos profesores y becas pero más alumnos: Madrid la comunidad que más ha recortado en educación