La oposición, en contra de la reforma de la ley electoral