Podemos vuelve al punto de partida: tras un año, pasa del 15,3% al 15,7% de apoyo