El Gobierno portugués anuncia nuevos recortes