Albert Rivera no se ve como presidente pero aceptaría el reto