¿Seducirá Mariano Rajoy al PSOE?