La solución que el PSOE propone al problema de Cataluña es el federalismo